DECLARACIÓN DE IMPUESTOS

NOTA: La siguiente información es un resumen, en español, de la información oficial sobre temas impositivos disponible en alemán. Bajo ningún punto debe considerarse como una asesoría en temas impositivos.

Un tema muy demandado a fin y comienzo de cada año es la Declaración de Impuestos: ¿quién tiene que hacerla? ¿hasta cuándo hay tiempo? ¿qué pasa si no la presento?, etc…. A continuación, te damos algunas claves.

ABGABEPFLICHT

Lo primero, es tener claro si tienes la obligación de entregar tu declaración o no.

► Las personas autónomas (Selbstständige, Freiberufler, (Klein)unternehmen), siempre deben entregar la declaración de impuestos anuales. En este caso la declaración se presenta de forma electrónica a través del portal ELSTER con certificado y dado que tiene sus complejidades según la actividad y la facturación anual, vale la pena consultar Steuerberater_in o asesor(a) fiscal.

► Las personas empleadas en general no tienen la obligación de hacer la declaración, salvo en los siguientes casos:

  • Cuando, además del salario, tienes ingresos extras (de rentas, por ejemplo) mayores a 410 Euros anuales;
  • Cuando, además del salario, has cobrado prestaciones compensatorias mayores a 410 Euros anuales, como por ejemplo: subsidio de desempleo (Arbeitslosengeld), subsidio por jornada reducida (Kurzarbeitergeld) o subsidio por maternidad o paternidad (Elterngeld). Importante: los ingresos del Hartz IV o ALG II no cuentan.
  • Cuando tienes dos empleadores en el año. 
  • Cuando tienes dos empleos a la vez – clase de impuestos 6 (Steuerklasse VI);
  • Si percibes compensaciones libres de impuestos (Freibeträge), como por ejemplo, una compensación por discapacidad.

Para personas casadas, además, existe la obligación de presentar la declaración anual:

  • Si ambas personas reciben un salario y tienen la combinación de clase III/V (Steuerklassenkombination III/V) o una tiene Steuerklasse V;
  • Si una parte presenta la declaración por separado (Einzelveranlagung);
  • Si un miembro tiene residencia habitual en algún otro país de la UE;
  • Si se han divorciado o enviudado, y una de las personas vuelve a casarse en el mismo año.

► Las personas desempleadas tienen la obligación de presentarla si:

  • Tuvieron ingresos, de cualquier índole, superiores a los 8.650 Euros anuales (el doble para matrimonios).
  • Si la esposa o el esposo trabaja y tiene la obligación de presentarla.
  • Si hay un traslado de deuda (Verlustvortrag)

Por último, en función de lo estipulado en § 149 Abs. 1 S. 2 Abgabenordnung, también tendrás la obligación de presentar la declaración si el Finanzamt así lo requiere y aunque no cumplas con ninguno de los anteriores requisitos.

Se deben presentar en el Finanzamt correspondiente a tu domicilio (según dónde te has registrado o “anmeldeado”) y tienes hasta el 31 de mayo de cada año.

Si tienes la obligación de presentar la declaración y no lo haces, o lo haces de forma tardía, puedes recibir una penalización (Strafe) de un máximo del 10% de los impuestos imputados (nunca mayor a 25.000 Euros).  

SIN OBLIGACIÓN, ES LOHNT SICH!

Dicen quienes saben, que aún si no tienes la obligación de hacer la declaración de la renta suele valer la pena hacerla, si:

  • Te has mudado en el año a declarar a Berlín (porque puedes deducir gastos de mudanza);
  • Has tenido un empleo durante menos de 12 meses (ya que los impuestos se pagan siempre prorrateados por 12 meses, con lo cual te devolverán lo que has pagado de más);
  • Has tenido grandes fluctuaciones salariales. Por ejemplo, has tenido un mini-job y luego has conseguido un contrato a tiempo completo;
  • Has tenido gastos de guardería / cuidados de tus hijas o hijos;
  • Has tenido gastos profesionales de más de 1.000 Euros (todos los gastos en los que has incurrido para hacer tu trabajo: compra de materiales, viajes de negocio, cursos de formación, equipamiento, etc.)
  • Has mantenido, por motivos laborales, dos viviendas al mismo tiempo;
  • Pagas una cuota alimentaria o has tenido gastos de manutención extraordinarios (ej, ayudas o mantienes a tu familia en el extranjero);
  • Te has casado y/o has tenido un bebé;
  • Has donado dinero, has pagado el impuesto eclesiástico, o tienes una prima de seguro médico (privado) muy alta;
  • Empleas a una persona para limpiar tu hogar o has contratado a alguien para hacer reparaciones / mantenimiento / renovaciones en tu casa;
  • Has recibido una indemnización por despido;

La buena noticia: en el caso de que no tengas obligación de presentar la declaración, que tienes hasta 4 años para cambiar de opinión! Eso sí, tendrás que guardar bien tus recibos y tener los gastos e ingresos bien organizados.

HILFE!

Probablemente necesites ayuda para hacer tu declaración de impuestos. No te preocupes, no serás la única persona. Al fin y al cabo, el propio Albert Einstein dijo que “para ser capaz de presentar una declaración de impuestos, se debe ser filósofo; es muy difícil para un matemático”.

En BERLINAME ofrecemos un servicio de traducción de los formularios de la declaración al español que, al estar bien sistematizado y con nuestra guía, puede resolver los casos más sencillos. Pregúntanos!

Si quieres asesoría individualizada sobre tu situación particular, tienes o quieres realizar inversiones, has recibido ingresos fuera de Alemania u otras situaciones más complejas, tienes dos opciones:

► Lohnsteuerhilfeverein: asociaciones de ayuda en temas relacionados con impuestos. Normalmente se paga una cuota de asociación y luego recibes asesoría gratuita, aunque difícilmente tengas la suerte de que alguien hable español. En este enlace tienes un listado, por zona, de estas asociaciones en Berlín: http://www.berlin.de/special/finanzen-und-recht/adressen/lohnsteuerhilfe/

Steuerberater_in: puedes buscar en Google “Steuerberatung Spanisch Berlin” y ver qué pasa. Muchas veces responden que no toman más clientes, o resulta que no hablan tan bien español después de todo… Los honorarios son altos, pero te ayudan a ahorrar dinero.

 

Gute sparen!!